5 tips para sacar mejores fotos incluso con tu celular

Un error común entre los amateur de la fotografía es que todas sus imágenes se ven iguales, desde las selfies hasta las de paisajes, cometiendo faltas que molestarían a cualquier fotógrafo profesional. Es por ello que les dejo 5 tips que mejorarán sus fotos incluso con tu celular.

1. La regla de los tercios

La regla de los tercios es una de los cánones de composición más famosos dentro del mundo de la fotografía. Es uno de los primeros recursos que uno descubre y, probablemente, sea el primero en aprenderse, tanto por su sencillez como por lo efectivo de sus resultados.
Mira una de sus fotografías y, mentalmente, divídela en tres tercios imaginarios, tanto horizontales como verticales. La imagen quedará fragmentada en 9 partes iguales, con cuatro puntos de intersección, en los que situaremos el o los centros de interés de nuestra foto. De esa forma, estaremos rompiendo con la mala costumbre de ubicar a nuestro sujeto o elemento protagonista, justo en medio del encuadre.

¿Qué consigo aplicando esta regla?
No en todas tus fotografías tendrá sentido aplicar la regla de los tercios (como por ejemplo en los retratos), pero por norma general, tus imágenes serán más atractivas para el espectador, debido a que:
• Se crea una sensación de equilibrio.
• La imagen adquiere más interés y complejidad que si colocáramos simplemente al sujeto u objeto en el centro del encuadre.
• La foto tiene más fuerza y energía.
• La imagen gana sensación de profundidad y deja de ser plana.

 

2. No es necesario utilizar el flash todo el tiempo

La iluminación es la reina, si vas a recordar sólo una cosa de esta lista, escoge ésta. La iluminación es una herramienta tan importante como la cámara misma. Generalmente, la luz natural del sol es la mejor opción. Si estás en interiores, abre las cortinas para dejar entrar tanta luz como puedas y, sí te es posible, has que el protagonista de tu fotografía esté cerca de una ventana. Si sólo dispones de iluminación artificial, debes asegurarte de poner las lámparas de manera que estén apuntando totalmente hacia lo que quieres fotografiar, ya que este tipo de luz suele ser irregular.
Procura usar el flash de tu celular como último recurso, ya que nunca mide bien el nivel de luz ambiental para regular su potencia, dejando las fotografías excesivamente iluminadas. Utilízalo cuando estés sacando fotos a contraluz o cuando quieres que el fondo salga detallado, como por ejemplo en una puesta de sol.

3. Fotos de cuerpo completo cuando no es necesario

Una pregunta rápida, ¿Qué crees que tiene de malo está foto?

Aparte de estar mal iluminada y compuesta, sufre uno de los problemas más recurrentes de algunos amateurs, que consiste en querer sacar fotos de cuerpo completo en todas las situaciones, lo que no es siempre necesario.
Antes que comiences a retroceder cada vez más con tu cámara para capturar la fotografía, observa tu entorno y ve cuál es el atractivo del paisaje, si vale la pena tomarla de lejos y perder detalle de los rostros, examinando también el ángulo que te favorece en relación al paisaje.

Si intentas tomar una foto a otra persona desde la cintura hacia arriba, cuyo nombre técnico es medio plano, no te olvides de incluir las manos. Nada peor que una foto con las manos cortadas. Una foto sólo de rostro, que correspondería a un plano cerrado, también es posible de hacerla con buenos resultados.

Ahora, no dejes de intentar las fotos de cuerpo entero o planos generales. El truco para lograr una buena foto de este tipo, es tomar la distancia adecuada de la otra persona y no incluir mucho suelo para que no distraiga la atención.

 

4. Busca nuevos ángulos

Es importante moverse, experimentar y explorar todos los ángulos que puedas. Si estás fotografiando a una persona, puede que quieras enfocarlos desde un punto más alto para que se vean más pequeños o más elegantes. Si quieres mostrar que la persona es fuerte y poderosa, puedes intentar fotografiarla desde un ángulo más bajo para que se vea más grandes. Si estás capturando un objeto, sé cuidadoso y pregúntate: ¿Es necesario mostrarlo de forma abstracta con una perspectiva diferente? ¿O sirve un ángulo derecho para hacerlo ver como algo más real y directo?
Cambia de perspectiva y juega con el horizonte, quizá esto es lo más difícil porque muchos te dirán que tu foto quedó torcida, pero si lo logras, obtendrás una imagen única y completamente diferente.
No siempre la cámara debe estar horizontal o vertical. ¿Qué tal si la inclinas un poco a 45 grados? Si ubicas tu cámara en posición rombo, lograrás un efecto diferente ya que el horizonte, un andén por ejemplo, la carretera, el piso o la línea que divide el mar del cielo, quedarán en una posición distinta y le darán una sensación de movimiento y profundidad a la imagen.

5. Retocar no es malo

Si ves que todo falla, no es malo pegarle una manito de gato a nuestras fotos, no necesitamos softwares tan complejos para mejorar un retrato o paisaje, incluso si estás desde tu celular, Instagram tiene buenas herramientas para corregir. Si tienes tiempo, evita los filtros automáticos y ve a Editar, regula los brillos y los contrastes. Si tu foto quedó algo oscura, ve a “sombras” para disminuir las partes sombrías y, en el caso contrario, en que se encuentre el fondo sobreexpuesto, en “luces” puedes traer de vuelta detalles perdidos.
Juega con estas opciones y verás que quedaran mejor que cualquier filtro pre creado.

 

Bonustrack: algo no quería dejar pasar en esta nota es un tip muy simple y útil para aquellos que sacan fotos desde su celular: antes de apretar el botón rojo de tu pantalla, limpia el lente de tu cámara con un paño suave, ya que es muy recurrente que por el uso del teléfono quede marcado tus dedos, dando un efecto nebuloso que pareciera desenfocado.



SUSCRÍBETE